5 motivos por los que personas directivas deberían aprender #bigdata

Artículo escrito por Editorial KIM Global.
¿Quién dijo que el big data sea solo para jóvenes y recién llegados al mercado laboral? La buena integración del big data en las empresas no pasa únicamente porque añadan a sus plantillas nuevos fichajes expertos en macrodatos, sino que es igualmente necesario que los antiguos empleados adquieran competencias en la materia, y muy especialmente los directivos de las compañías. A continuación, algunos motivos que lo hacen imprescindible:
1. Para tomar decisiones más rápidas e inteligentes. Los datos permiten tomar decisiones en tiempo real, en el “punto de impacto”, por ejemplo cuando un cliente está navegando en nuestra web. Esta nueva entrada de información mejora la calidad y el impacto de la toma de decisiones, una de las principales tareas de los directivos. Además, según varios estudios, actualmente los datos ya no solo apoyan las decisiones de las empresas, sino que se han convertido en un componente fundamental del proceso.

2. Porque el 92 % de los ejecutivos de empresas que utilizan big data se declaran satisfechos con los resultados, y el 82 % piensa que el big data aporta un “considerable valor” a sus organizaciones, según un estudio de Accenture. Además, el 92 % de las empresas que utilizan los datos siempre o con mucha frecuencia han alcanzado o superado sus objetivos, mientras que solo el 5 % de las que los usan declaran haber quedado por debajo de sus expectativas, según estudio de Forbes Insights y Rocket Fuel.

3. Porque haber llegado al puesto más alto de una empresa u organización no elimina la necesidad de renovación de las aptitudes y aprendizaje, dos factores claves que aumentan y mejoran las capacidades de cualquier directivo.
4. Porque el proceso de implantación de big data necesita respaldo activo de un líder empresarial. En la actualidad, las empresas de todo el mundo han de hacer frente a un creciente uso de los datos, a la vez que intentan sobrellevar una escasez de habilidades en big data. Una brecha en cuanto a demanda de profesionales cualificados que, según los expertos, se está haciendo evidente en toda Europa. Para manejar la situación, resulta obvia la necesidad de implicación y el respaldo de uno o más directivos empresariales a lo largo de todo el proceso.
5. Porque ahora es solo una ventaja competitiva, pero dentro de poco será una obligación para seguir en el mercado, tal y como apuntan Genís Roca y Albert Solana en su libro “Big data para directivos” (Empresa Activa, 2015). Recordemos que si en 2013 un 31 % de las empresas tenían planes de uso del big data, según un estudio de Gartner, a finales de 2015 la cifra ya ascendía hasta el 73 %. Así, mantener el valor como directivo pasará, dentro de muy poco, por poseer conocimientos suficientes en terreno de macrodatos.

LogoKIm400x400
KIM. Knowledge Innovation Market.

Dedicados a dar soporte en procesos de innovación y mejorar el #ROI en I + D .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *